WhatsApp
WhatsApp
WhatsApp

Área Refrigerada

Ozono para la vida!!

Área Refrigerada

Los ambientes confinados son propicios para concentrar sustancias contaminantes si no existe una renovación continua con aire fresco, o se realiza un tratamiento adecuado del aire interior para preservar su calidad. Las personas que trabajan o habitan en edificios y que frecuentemente experimentan efectos desfavorables en su bienestar o salud, se diagnostican bajo el Síndrome del Edificio Enfermo, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (1992).

Algunos de los síntomas más comunes de las personas afectadas son los siguientes:

-Irritaciones de ojos, nariz y garganta

-Sensación de sequedad en mucosas y piel

-Ronquera

-Respiración dificultosa

-Eritemas

-Comezón

-Hipersensibilidades no específicas

-Náuseas, mareos y vértigos

-Dolor de cabeza

-Fatiga mental

-Elevada incidencia de infecciones respiratorias y resfriados.

Infinidad de bacterias, virus, hongos y parásitos diferentes pueden causar todo tipo de infecciones, transmitidas por el aire interior, y muchas de ellas se concentran en los ductos de los aires acondicionados

El aire interior normalmente se carga de compuestos orgánicos volátiles (VOC) originados por los materiales de construcción y decoración, papelería, etc., y por la proliferación de bacterias, virus y mohos. Por medio de una ozonización dentro de los ductos que se encargan de distribuir el aire frío a diferentes recintos, es posible eliminar muchos organismos patógenos causantes del síndrome del edificio enfermo. Con dosis muy bajas de ozono, debido a su poder oxidante se combaten los microorganismos, manteniendo un ambiente desodorizado y aséptico.

PROYECTOS AMBIENTALES PHOENIX C.A J-31438114-8 © 2018